Las Cookies (galletas en ingles) es un termino informático que hace referencia a pequeñas unidades de información que recopilan los navegadores web y se guardan en tu PC. Con la finalidad de ofrecer mayor información al servidor web, permitiendo así recordar determinados parámetros e información y consiguiendo una mayor personalización y análisis sobre el comportamiento del usuario.

De este modo, con las Cookies podemos mantener sin que se borre la lista de la compra en una tienda online, saber en que idioma prefiere el usuario la web, ofrecer información que le pueda interesar, etc. Todo ello sin más objetivo que mejorar la experiencia del usuario en una web. Para saber más acerca de las Cookies visita la Wikipedia.

Des del 1 de Abril del 2012 siguiendo las directrices europeas esta vigente una nueva normativa incluida en la Ley de Servicios de la Información – LSSI.

¿Qué establece la ley?

La ley establece que los afectados por la ley han de indicar de forma clara el tipo de Cookies utilizadas, así como las implementaciones técnicas necesarias para que el usuario disponga del poder de decisión para aceptar o no el uso de Cookies durante la navegación en el sitio web. Mostrando un mensaje al inicio de la web con un botón de aceptar y otro de cancelar visible sin hacer desplazamiento vertical (scroll) en el navegador web.

Es necesario recalcar que esta normativa no se aplica a las Cookies técnicas. Que son todas aquellas imprescindibles para permitir al usuario la navegación a través de una página web, como por ejemplo, las que permiten almacenar los datos de un pedido online, mantener sesión de usuario, recordar el idioma preferido, etc.

¿Cuáles son las Cookies sujetas a la normativa?

Son las que almacenan datos estadísticos, como por ejemplo las cookies necessarias para utilizar Google Analytics y Google Adwords. Si una web implementa servicios de Geolocalización externos, también estarás utilizando Cookies que van más allá de las clasificadas como imprescindibles; por ejemplo si tu web interactúa con Facebook a través de sus Widgets o Apps.

¿A quien afecta la normativa sobre Cookies?

La ley afecta a todos los profesionales o empresas que presten servicios en España, ya sea por disponer de domicilio, disponer de establecimiento permanente, o bien, que sus servicios estén orientados a este mercado. En pocas palabras están sujetas a la normativa todas las webs que se vean desde todos los estados de la Unión Europea.

Esta ley es ineficaz y no garantiza la seguridad de los usuarios, supone dificultar la tremenda penetración que han tenido los servicios ofrecidos por las grandes corporaciones del sector TIC como Google, Microsoft, Yahoo, etc. Pero su aplicación para autónomos, pequeñas y medianas empresas es costoso y con ello no se garantiza para nada la transparencia sobre que directrices sigue determinada web con las Cookies o código implementado.

¿Cómo se puede evitar el uso de Cookies?

Con normas como esta sobre las Cookies, están regalando miedo para vender falsa seguridad, pues esta depende de la configuración de tu navegador, de si aceptas o no las Cookies y si permites ejecutar cualquier código en tu navegador. Que aparezca un mensaje alertando del uso de Cookies és algo más que ingenuo ¿un sitio web con malas intenciones también nos avisará que utiliza Cookies?

Dale un vistazo a la configuración de seguridad de tu navegador web y de vez en cuando borra todas las Cookies (Teclas Ctrl+Mayúsculas+Suprimir). De paso también borras la memoria cache, te lo agradecerá tu dispositivo o PC con poca capacidad de almacenamiento. Esto debería ser un habito como cepillarse los dientes. Y más cuando utilizamos PCs en bibliotecas, ciber cafés y otros espacios públicos. Siempre cerraremos todas las sesiones de usuario y borraremos todo (Cookies e historial).

También puedes utilizar navegadores que garanticen tu anonimato; como por ejemplo Tor Browser Bundle disponible tanto para Microsoft como para Apple. Muy recomendable utilizar sistemas operativos como Ubuntu, Debian o cualquier distribución Gnu-Linux. Nunca existirán leyes que alcancen a protegerte totalmente. La mejor seguridad es molestarse en estar bien informado acerca de lo que utilizas en Internet.