El número de visitas a través de dispositivos móviles crece día a día. Las operadoras de telefonía han incrementado estas conexiones con la venta de smartphones y tabletas con 3G o 4G. Cada vez va siendo más importante ser visibles a través de dispositivos móviles para atraer, retener y comunicarse con los clientes.

  • 1 Escogeremos desarrollar una aplicación para móviles

    cuando necesitemos los datos o los sensores del móvil; como por ejemplo el acelerómetro, el GPS, la agenda de contactos o el proveedor de telefonía.

  • 2 Adaptaremos el sitio web a móviles

    cuando no necesitemos interactuar con el GPS ni otros sensores del móvil. De este modo crearemos una nueva web dedicada a móviles o utilizaremos un diseño adaptable para que nuestra web sea accesible a través de smartphon o tablet.

De este modo los contenidos, imágenes, vídeos o formularios de nuestra web serán accesibles a través de dispositivo móvil. Incluso sitios de eCommerce y tiendas online pueden operar de este modo sin necesidad de ninguna aplicación ni distintas versiones según el fabricante de móvil.

Es importante ser compatibles con todas las plataformas que utiliza nuestra audiencia

En el caso que decidamos desarrollar una Aplicación para móviles solo se desarrollará para las plataformas utilizadas por nuestros clientes. Cada nueva plataforma significa crear una nueva aplicación y por ello los costos de desarrollo suben.

En el caso que decidamos adaptar la web, cualquier dispositivo móvil con navegador de Internet podrá acceder a la web. Utilizando las técnicas de desarrollo “responsive dessign” los contenidos e interficie de la web se adaptaran automáticamente al tamaño de cada dispositivo, independientemente de si es Apple, Android, Blackberry o Microsoft.